Os casáis y, después de comunicarlo, llega el momento de empezar a organizar la boda y elegir los mejores proveedores para que el gran día resulte tal y como lo imagináis. En la mayoría de ocasiones, las parejas no tienen claro qué contratar o que estilo prefieren porque no conocen bien el sector. En otros, está más que pensado y saben actuar paso a paso.

Lo que ha quedado claro con el paso de los años, es que la fotografía de boda está muy valorada y que los novios desean tener un buen recuerdo en modo de imágenes de calidad, bonitas y hechas desde el corazón. Por eso, cada vez son más los que se atreven con una sesión preboda y postboda. La preboda sirve como primera toma de contacto entre la pareja y el objetivo, para ser más naturales el día de la boda. Pero, ¿y las fotos postboda? Os explicamos en este post por qué es una buena opción.

1. HACER UN REPORTAJE MÁS COMPLETO Y RELAJADO

2. ARRIESGAR MUCHO MÁS QUE EL DÍA DE LA BODA

3. VIAJAR A CIUDADES Y LUGARES ÚNICOS CON EL LOOK DE LA BODA

1. HACER UN REPORTAJE MÁS COMPLETO Y RELAJADO

Es cierto que en la preboda el nerviosismo se ha apoderado de los novios que se encuentran inmersos en todos los preparativos que una boda conlleva. También ocurre que, si no estás acostumbrado a posar, no tendréis el experiencia de posar de manera tan relajada. En cambio, el día de la sesión de postboda, ha pasado todo, ya estáis casados, no hay imprevisto de última hora, habréis descansado y aprovechado a tope vuestro viaje de novios… todo será mucho más positivo y las fotografías de postboda saldrán bastante mejor.

En cuanto al tiempo de realización del mismo también es mucho más relajado. Se pueden aprovechar más horas y tendréis más opciones que el día de la boda.

Sesión Postboda.

Sesión Postboda.

Sesión Postboda.
2. ARRIESGAR MUCHO MÁS QUE EL DÍA DE LA BODA

La parte protocolaria con la que cuenta el día de la boda limita a los novios a realizar cierto tipo de acciones que en la sesión de postboda se podrán hacer sin problema. Y es que el día de la boda no nos podemos manchar, el vestido debe de mantenerse en buen estado, debéis estar pendientes de los invitados y agradecer a todos su presencia, por lo que no tendréis tiempo de escaparos de manera relajada a realizar un reportaje.

En la sesión preboda podréis arriesgar haciendo fotografías en el campo, en la playa o en cualquier lugar que siempre hayáis deseado.

Sesión Postboda.

Sesión Postboda.

Sesión Postboda.
3. VIAJAR A CIUDADES Y LUGARES ÚNICOS CON EL LOOK DE LA BODA

¿Os imagináis unas fotografías vestidos de novios bajo la Torre Eiffel? Pues con la sesión postboda es posible, y cada vez son más los fotógrafos que están dispuestos a viajar con los novios a cualquier parte para hacer sus sueños realidad. Incluso también se puede hacer la sesión de postboda en alguno de los días en los que estáis disfrutando de vuestra luna de miel. ¿Os imagináis unas fotos en las Maldivas, por ejemplo?

Sesión Postboda.

Sesión Postboda.

Sesión Postboda.

¿Pensáis ahora que es mucho mejor optar por una sesión de fotos de postboda? Nosotros podemos ayudaros y hacer mucho más fácil la elección. Lo más importante es que vosotros estéis cómodos y se note el feeling con el objetivo, después de esto, los fotógrafos nos encargaremos de todo lo demás.

Si quieres conocer más sobre mi trabajo:

¿FOTOS DE GRUPO EN LAS BODAS? SÍ, PERO CON NATURALIDAD
DÓNDE VESTIRTE PARA LA  BODA
SEGUNDO FOTÓGRAFO EN LA BODA: ¿SÍ O NO?