Quizás sea una de las preguntas que ronden por vuestra cabeza, “¿dónde nos vestimos el día de la boda?”. Sin duda, esta cuestión os preocupa porque queréis que las fotografías de la preparación queden espectaculares, como es normal. Primero, debéis saber que en cualquier lugar las fotos de la preparación de los novios serán especiales y llenas de sentimiento, porque lo importante es que reflejen las emociones vividas en los momentos previos al “sí, quiero”.

1. En casa de los padres
2. En el hogar de la pareja
3. En el hotel o finca donde paséis la noche de boda

Os dejamos las mejores ideas para un reportaje de fotos de preparación de la novia y el novio de lo más completo:

1. En casa de los padres

Es lo más común si la boda se celebra en la misma ciudad o pueblo de residencia de los novios, o si la ceremonia es religiosa. Cada uno puede optar por vestirse en casa de sus padres, acompañados de los familiares más cercanos. No hay nada como prepararse para un momento tan importante en la habitación donde pasasteis toda vuestra infancia. En las fotos podremos capturar cada momento desde primera hora del día hasta la llegada de los familiares y amigos, las caras de sorpresa, las lagrimillas de alegría y cada una de las emociones. Eso sí, tened en cuenta que serán necesarios dos fotógrafos para estos momentos.

2. En el hogar de la pareja

Muchas parejas ya viven juntas en el momento de casarse, por lo que, ¿por qué no prepararse en el mismo lugar en el que diariamente lo haces? Si queréis seguir la tradición de no veros hasta llegar al altar, podéis prepararos en diferentes estancias de la casa. Si no, también podéis dormir juntos, despertaros como cada día y acompañaros en todo momento hasta llegar al altar. Porque las tradiciones están para romperlas, ¿no? De esta manera quedará plasmado en el álbum de boda vuestra convivencia como pareja y cada uno de los sentimientos que viviréis, pero sobre todo, la originalidad de llegar juntos a la ceremonia. Además, tendréis la posibilidad de realizar una pequeña sesión de fotos de pareja antes del “sí, quiero” y evitar hacer esperar a vuestros invitados tras la ceremonia. ¡Una idea genial en la que solo necesitaréis de un fotógrafo, o dos si queréis un reportaje súper completo!

3. En el hotel o finca donde paséis la noche de boda

Es la mejor opción si celebráis la boda lejos de vuestro hogar. Si ya habéis reservado en un hotel para pasar la noche de boda, lo mejor es que desde primera hora de la mañana dejéis allí vuestras pertenencias y podáis disfrutar con tranquilidad de la sesión de fotos de la preparación. Además, para estas ocasiones suelen tener reservadas habitaciones amplias, con mucha luz y con todas las comodidades. Allí podréis recibir con tranquilidad a los diferentes profesionales: a la maquilladora, la peluquera, el fotógrafo; y los familiares más cercanos.

¿Qué opción preferís vosotros? Sea cual sea, debéis recordar que lo más importante es actuar con naturalidad, olvidándoos de la presencia de los fotógrafos, solo así podréis conservar fotos de boda que representen a la perfección el gran día desde primera hora de la mañana.

Si quieres conocer más sobre mi trabajo:

¿Fotos de grupo en las bodas? Sí, pero con naturalidad
¿Qué es una sesión postboda?
Segundo fotógrafo en la boda: ¿sí o no?