Estamos en el siglo XXI y en este sentido las Comuniones también cambian y se vuelven algo más diferentes e informales. Por eso hoy os vamos a dar 5 trucos para hacer que la comunión de tus peques se vuelva más divertida. Está claro que todos los papis queremos alguna fotografía de guapos guapísimos de nuestros hijos, y las abuelas ya, ni te cuento.

 

Pero recordemos que nuestros niños son «niños» y están en la edad de querer jugar, correr, saltar y sobre todo divertirse y sentirse queridos.

1.- Avísales con bastante antelación de que van a tener una sesión de fotografías de comunión muy divertida.

De esta manera los vais motivando y ellos esperan ese día con muchas ganas, esperando darlo todo.

2.- Cuéntales que no van a tener que posar nada

De esta manera afrontan la sesión de comunión de otra manera, sin tanta vergüenza por tener que hacerse unas fotos por que los papis quieren. También, cuando ya nos conozcamos y me vean con la cámara yo me encargaré de charlar con ellos, gastarles alguna broma y jugar para que se vayan relajando antes de empezar a hacer fotos.

3.- Los papis también juegan.

Si, si, si…Los papis somos los primeros que debemos salir a jugar. Todavía no son adolescentes así que no les damos vergüenza ajena aún. Aprovéchalo y además de pasar un rato divertido con ellos, conectar con el juego nos hace conectar más con nuestra infancia y con nuestros niños. Te prometo que ellos te lo van a agradecer.

Y los abuelos también!

4.- Déjales dirigir a ellos.

Si confias en ellos, una vez que están jugando, su imaginación va a mil por hora. Es el momento de pedirles que sean ellos los que propongan las fotografías que quieren conseguir.

5.- Y cuando ya lleven un rato jugando, se dejarán hacer.

No te preocupes, que te sacaré fotografías bonitas como esta:

Pero eso ya será cuando ellos hayan disfrutado tanto y jugado tanto que ellos me concedan el privilegio de poder pedirles algo que a sus papis les va a encantar.

¿Charlamos?
1
Hola! Soy Javi, ¿Quieres una sesión de fotografía de pareja GRATIS?

Con tu entrevista de boda te regalo tu primera sesión de novios, para que pruebes el servicio y sientas si soy el fotógrafo indicado para tu boda.